vino_degustar

Para degustar un vino, debemos beberlo utilizando los sentidos, el olfato, el gusto y la vista. Apreciar un vino, es extraer su historia, el sabor, el aroma y su aspecto visual.

Cada fase de la degustación nos ayuda a hacer una composición del conjunto del vino, la edad, el contenido de alcohol, la madurez, las condiciones de fermentación, el envejecimiento y la conservación.

El arte de apreciar un vino, se refleja en la cata, que se desarrolla en 3 fases:
– observación, utilizando los sentidos
– comparación utilizando la experiencia y la memoria
– la conclusión

Normalmente la cata se realiza cuando tenemos un vino nuevo o medianamente maduro y en la comida.

Examen Visual

Es la observación que hacemos del vino, debe hacerse cerca a una luz, con la copa inclinada contra un fondo blanco.
Hay que verter el vino en la copa lentamente, hasta llenar un tercio de ella. La copa se sostiene por el pie y por el tallo y se levanta a la altura de los ojos para observar el contenido.

Con este examen podemos determinar el tipo de vino y su grado de envejecimiento, determinado por la conjugación del color y los reflejos. Los vinos blancos se oscurecen con los años y los tintos se aclaran.
Es importante observar si el vino es claro o turbio, la transparencia y las lágrimas que deja en la copa, la lágrima indica el contenido de alcohol, entre más densa sea, mas alcohol tiene el vino.

Examen Olfativo

Es la fase más difícil de la cata, a través del olfato se determina la calidad, la intensidad y la persistencia del sabor.
Para hacer este examen debemos oler el vino con la copa en reposo, en la primera aspiración captamos los olores desagradables, como el corcho, la humedad y el azufre, igualmente captamos los aromas y perfumes del vino.
Después sostenemos la copa por el pie y hacemos girar el líquido para que desprenda los aromas leves, se debe respirar el vino con inhalaciones para analizar los perfumes y aromas, así como, el bouquet para intentar identificarlo.
Cada vino tiene su propio bouquet y cada tipo de vino presenta aromas variadísimos.
Para identificar un buen vino, debemos examinar el fondo de la copa, los mejores vinos tienen un olor concentrado, persistente y agradable.